26/5/17

Conoce 8 consejos si tienes que viajar con un adulto mayor [26-5-17]


Conoce 8 consejos si tienes que viajar con un adulto mayor

¿Necesitas viajar con algún familiar de la tercera edad? Pues sigue estos consejos, te pueden servir de mucho.


Muchas veces cuando se hace turismo y se goza de buena salud, podemos tener el tiempo y poder realizar deporte extremo como queramos; sin embargo, si queremos viajar con un adulto mayor, necesitamos planificar con más seguridad a dónde podemos ir.

Para tener todo bien, es mejor que la persona con quien viajaremos realice lo siguiente:

1- Acompaña a tu familiar a un chequeo preventivo en donde notifique al doctor de los planes de viaje y del destino que tienen pensado visitar para saber si no existe ningún riesgo.

2- Previo al viaje, toma su presión arterial para cerciorarse de que su acompañante se encuentra en óptimas condiciones.

3- Busca un alojamiento que ofrezca la tranquilidad que ellos necesitan para completar todas sus horas de sueño.

4- Si se trata de destinos cercanos considera ir en bus, pero si son trayectos grandes opta por el avión ya que esto puede provocar dolores articulares, además de ser agotadores para ellos.

5- No olvides llevar a la mano su medicación, al igual que la ropa y abrigo adecuado dependiendo de la zona y el clima del lugar.

6- Es recomendable proteger su piel con sombreros para el sol, bloqueador y gorros de polar para abrigar la cabeza si hace frío.

7- Durante los circuitos no exijas que den pasos rápidos, respete sus tiempos. También puedes llevar un bastón para facilitar su caminata.

8- Si visitas un destino entre los 3.000 o más de 3.500 msnm, cuenta con un botiquín de primeros auxilios y oxígeno.
 

Da a conocer la Secretaría de Salud los síntomas del hígado graso

Da a conocer la Secretaría de Salud los síntomas del hígado graso

laopcion.com.mx

Para tener un buen manejo de la salud y prevenir enfermedades, la Secretaría de Salud en colaboracón con Seguro Popular,  da a conocer los síntomas y las causas que provocan el hígado graso, el cual es una alteración de la función del riñón y  tiene múltiples orígenes.

El hígado graso, comúnmente es conocido como esteatosis hepática, es una enfermedad generalmente benigna del hígado que se caracteriza por la acumulación de ácidos grasos y de triglicéridos en las células hepáticas, así lo comentó el Coordinador del Programa Adulto y Adulto Mayor doctor Oscar Murillo Aldaco.

“Esta enfermedad tiene múltiples causas, principalmente son las enfermedades crónicas como la diabetes y su mal control, también puede influir otro tipo de enfermedades que llegan a ser las congénitas y algún tipo de procesos infecciosos que dejan como secuela un daño renal”, estipuló el especialista.

Así mismo, los síntomas del hígado graso que se presentan son diversos aunque no todos los pacientes los presentan por regla; los más habituales son: dolor en la parte superior derecha del abdomen, malestar general, cansancio, pérdida de peso, sensación de pesadez y fatiga crónica.

Cabe destacar que esta enfermedad es un daño progresivo, lo que quiere decir que al momento de no tener un control adecuado se empieza a deteriorar la función del riñón, y se calcula por medio muestras sanguíneas o recolección de orina.

“De tener alguna enfermedad crónica es importante llevar un adecuado control con su médico para evitar complicaciones, en el caso de no padecerlas tomar el agua necesaria al día, lo cual ayuda a prevenir esta enfermedad”, recomendó el médico.

25/5/17

Beneficios del uso de la tecnología en el adulto mayor

Beneficios del uso de la tecnología en el adulto mayor

Los adultos mayores han sido capaces de incorporar nuevos conocimientos a lo largo de sus vidas, lo mismo hay que hacer con las nuevas tecnologías.


rpp.pe

Los adultos mayores y los adultos en general, son considerados inmigrantes tecnológicos, ya que han sido testigos de todo el proceso de cambio tecnológico, desde sus inicios y como ha ido calando e influyendo en diferentes aspectos de la vida cotidiana.

Cada vez hay más adultos mayores interesados en aprender a usar las nuevas tecnologías. Según una encuesta de Intel en Latinoamérica, un 27 % de personas de la tercera edad considera esencial el uso de dispositivos de cómputo.

Integrar a los adultos mayores a la sociedad mediante el uso de la tecnología debe ser una estrategia generalizada, es por ello, que cada vez más municipalidades del país brindan capacitación o clases de computación, uso de internet y de dispositivos tecnológicos en los centros integrales del adulto mayor o CIAM.

Se recomienda que los adultos mayores se mantengan actualizados y bien informados, a la vanguardia de los acontecimientos que suceden a nivel nacional e internacional, todo cambia y es aconsejable adaptarse a los cambios con inteligencia, de lo contrario aumenta la brecha generacional y el aislamiento social.

¿Qué aleja a los adultos mayores de las nuevas tecnologías? La resistencia al cambio, desinterés por aprender nuevos conceptos (ya que muchos no lo consideran necesario), déficit visual y cognitivo, falta de coordinación con los dedos, temor a malograr o dañar aparatos costosos. Por lo general, la tecnología es vista como algo complejo.

Ventajas del uso de la tecnología en los adultos mayores:

  • Navegar por internet y buscar nueva información.
  • Lectura de libros, artículos y diarios.
  • Buscar datos e información.
  • Entrar en contacto con amigos y familiares a distancia.
  • Participar en redes sociales.
  • Escuchar música, ver películas, videos.
  • Muchos adultos mayores son usuarios de blogs donde comparten su conocimiento y experiencias, tienen cuenta en Facebook y correo electrónico.
  • Es un excelente ejercicio mental.

La tecnología la encontramos en muchas partes: bancos, supermercados, instituciones públicas, centros de pago, entre otras. Si el adulto mayor no aprende a usarla, necesitará ayuda de terceros para favorecerse de la misma, se reduce su autonomía e independencia.

Al aprender nuevos conceptos (habilidad lingüística en este caso) se favorece la conexión entre neuronas que previamente no estaban conectadas, lo que aumenta la capacidad cognitiva (memoria, atención y concentración). Cualquier actividad que rete el cerebro, como las nuevas tecnologías, son positivas para la salud del adulto mayor.


Programas para adultos mayores:

Actualmente se están desarrollando programas dirigidos a adultos mayores, ya que es un nicho con gran potencial de expansión.

  • Rehabilitación cognitiva o ejercicios mentales.
  • GPS para pacientes con deterioro cognitivo.
  • Calendario de citas, control de presión arterial, pulso y glucosa.
  • Atención de emergencias.
  • Monitor de medicación y de actividad física, entre otros.

Asimismo, se están desarrollando equipos móviles adaptados para adultos mayores (las pantallas táctiles son más amigables que el uso del mouse o ratón), con letras más grandes y pantallas más luminosas.

Los conocimientos deben aprenderse poco a poco y se requiere practicar diariamente para no olvidar esta nueva información, con perseverancia y motivación se pueden lograr buenos resultados. No hay que desanimarse si no se entiende algo o si se olvida algún tema que se les fue explicado con anterioridad, ya que con el transcurso del tiempo se le perderá el miedo a estos artefactos.


Rol de la familia:

  • Se debe apoyar y motivar a los adultos mayores a aprender nuevos conceptos.
  • No ridiculizar al adulto mayor si no comprende algún concepto.
  • Tener paciencia y empatía a la hora de asesorar a un adulto mayor.
  • Involucrar e incluir a los adultos mayores en conversaciones y acontecimientos actuales.

Los adultos mayores han sido capaces de incorporar nuevos conocimientos a lo largo de sus vidas, lo mismo hay que hacer con las nuevas tecnologías. Es solo cuestión de tiempo, interés y perseverancia. La edad no es una barrera.

24/5/17

El cannabis beneficia la salud del adulto mayor

El cannabis beneficia la salud del adulto mayor

Estas personas recurren a la marihuana para aliviar malestares.

eltelegrafo.com.ec

Lo han sometido a varios ensayos y se ha constatado que el compuesto psicoactivo principal de la marihuana, el cannabinoide, es capaz de mejorar el aprendizaje y el déficit de memoria relacionado con la edad.

Estas son las conclusiones del estudio publicado en la revista Nature Medicine por Andras Bilkei-Gorzo y Andreas Zimmer, investigadores de la Universidad de Bonn.

Al mismo tiempo, varias investigaciones sugieren que la actividad del sistema cannabinoide protege contra el envejecimiento cerebral.

De acuerdo a estudios clínicos, la marihuana produce beneficios, como frenar el avance del alzhéimer, una enfermedad progresiva e incurable que afecta principalmente a los ancianos.

Según afirma un artículo de la revista Molecular Pharmaceutics, algunos ingredientes de la marihuana pueden prevenir el agravamiento de la enfermedad al mantener los niveles de un neurotransmisor que permite el funcionamiento cerebral.

Otro de los beneficios de la marihuana es su capacidad para contribuir al incremento de las horas de sueño profundo.

Mucha gente de mediana o tercera edad valora las ventajas del cannabis para dormir, ya que las sustancias THC y el CBD pueden reducir el tiempo necesario para conciliar el sueño.

El CBD o cannabidiol es un componente presente en algunas variedades de cannabis.

Además, es uno de los más de 545 compuestos, identificados hasta la fecha, presentes en la composición química de la Cannabis sativa.

El cannabidiol se emplea también para tratar ciertas condiciones, como la epilepsia infantil, una enfermedad que ocasiona convulsiones violentas.

Asimismo, puede ser de mucha utilidad para reducir el dolor y la inflamación, e incluso para el tratamiento de enfermedades mentales y adicciones.

Por otro lado, también se ha constatado que los cannabinoides juegan un papel importante en la lucha contra la inflamación de los nervios, que causa la demencia y otras graves enfermedades en la tercera edad.

En este estudio, los autores concluyen que los cannabinoides tienen potencial terapéutico real en el tratamiento del alzhéimer.

Esta hipótesis fue confirmada por otro estudio que muestra cómo el CBD puede literalmente revertir el déficit cognitivo causado por el alzhéimer provocado artificialmente en ratas. Uno de los países donde más se consume la marihuana es Estados Unidos.

Es así que, según un estudio efectuado por Substance Abuse and Mental Health Services Administration, el porcentaje de personas mayores de 50 años que admite usar marihuana subió del 1,9% en 2002 al 2,9% en 2008.

Este incremento se hace más notable entre las personas de 55 a 59 años, donde el consumo se triplicó del 1,6% al 5,1% en el mismo período.

En realidad, son varias las razones que parecen concurrir para justificar estos datos.

Estos individuos, según el estudio, pertenecen a las generaciones nacidas entre 1945 y 1964, que consumieron o vieron usar cannabis.

Muchos de ellos lo utilizaron durante años, a pesar de las prohibiciones. Otros, en cambio, aprovecharon este renacer verde con fines medicinales y la aceptación legal en muchos países para retomarlo por placer o para mitigar algunas dolencias asociadas a la edad.

Está comprobado que el cannabis alivia muchos males ligados a estas edades: dolores, insomnio, glaucoma, problemas con la vista y otros.

Otros estudios en animales han demostrado que el cannabis ayuda a destruir las células cancerígenas o a reducir su tamaño.

Asimismo, también se realizan ensayos clínicos para investigar la utilización de la marihuana en el tratamiento de VIH y esclerosis múltiple.

Hoy en día, el único fármaco basado en compuestos de la marihuana aprobado en varios países de Europa es el Sativex, aplicado en pacientes de esclerosis múltiple.

23/5/17

El 80% de adultos mayores toma hasta 8 medicamentos al dia [23-5-17]


El 80% de adultos mayores toma hasta 8 medicamentos al dia

Hasta ocho medicamentos por día llegan a tomar el 40 por ciento de los adultos mayores, pues la mayoría de ellos sufre de tres a cuatro enfermedades crónicas, principalmente diabetes mellitus, hipertensión arterial, ateroesclerosis, y lípidos elevados, así como problemas visuales auditivos y neurológicos, por lo que requieren tratamiento farmacológico de por vida. Lo más grave es que la mitad de los productos que toman son auto recetados.

Tal señaló la coordinadora de la Atención Domiciliaria Integral y especialista en atención al adulto mayor del Hospital Regional No. 1 “Gabriel Mancera”, Zoila Trujillo de los Santos, quien indicó que este grupo de edad se automedica principalmente laxantes, ansiolíticos, analgésicos, antiácidos y multivitamínicos. “Es un hábito nocivo que sólo empeora los daños a la salud e incluso puede provocar complicaciones de sus enfermedades principales y poner en riesgo su vida”, subrayó.

Desafortunadamente estas personas piensan que una pastilla extra para quitar un dolor o para dormir, no representa ningún peligro porque antes ya se la había recetado un médico o porque a otra persona le hizo bien y no toman en cuenta que cada organismo es diferente.

Indicó que la automedicación puede ocasionar lo que se llama “interacción medicamentosa”, o sea un efecto opuesto al que debe tener el fármaco ingerido, y que va a ocasionar una reacción en el organismo, ya sea que bloquea su acción o magnifica su efecto.
Añadió que, por ejemplo, si el médico le prescribe anticoagulantes y se ingieren, sin prescripción médica, ansiolíticos, antidepresivos o ácido acetilsalicílico, se aumenta su efecto, con riesgo de causar hemorragia en distintas partes del cuerpo.

Agregó que otro caso frecuente es el consumo de complementos vitamínicos, algunos muy comerciales, que contienen grandes cantidades de minerales y estimulantes, los cuales pueden aumentar o favorecer la hipertensión e incrementan el riesgo de una trombosis, hemorragia cerebral o infarto.

Los antiácidos como la ranitidina o el omeprazol, puntualizó la doctora Trujillo de los Santos, son productos a los que recurre con frecuencia este grupo de personas, pues los usan para aliviar o evitar la irritación del estómago o agruras; sin embargo, con la edad disminuye la producción de ácido clorhídrico, lo que hace más alcalino al estómago por lo que si le agregamos antiácidos se producen problemas de absorción de alimentos y de medicamentos.

La especialista del IMSS, dijo que entre los adultos mayores se da más la automedicación debido a que influyen muchos factores de riesgo, como es que a veces acuden sin acompañante a la consulta médica, viven solos y en actitud de aislamiento y depresión.
Comentó que se requiere educar e informar al adulto mayor sobre los daños que a la salud causa el hábito de automedicarse y la importancia de acudir periódicamente a su clínica para el control de las enfermedades crónicas que le aquejan, a fin de aumentar o disminuir la dosis de los medicamentos que tiene prescritos, de acuerdo a como evolucione.

22/5/17

Una de cada tres mujeres mayores de 50 años sufrirá algún tipo de fractura vertebral [22-5-17]


Una de cada tres mujeres mayores de 50 años sufrirá algún tipo de fractura vertebral

Una de cada tres mujeres mayores de 50 años sufrirá una fractura vertebral, asegura el presidente de la Sociedad Española de Investigación Ósea y Metabolismo Mineral (SEIOMM), con motivo del Día Mundial de la Osteoporosis, que tiene lugar el 20 de octubre.

De este modo, la Fundación Internacional de la Osteoporosis (IOF, por sus siglas en inglés) centra su mensaje este año en la salud ósea con el lema 'No te inclines ante la osteoporosis'.

La osteoporosis es una enfermedad crónica que causa en España alrededor de 90.000 fracturas de cadera y 500.000 fracturas vertebrales cada año. Sin embargo, la IOF calcula que, al menos, dos tercios de las fracturas vertebrales causadas por la osteoporosis en el mundo no son reconocidas por los médicos y, por tanto, no son tratadas. A pesar de que muchas de estas fracturas causan discapacidad y dolor, muchas veces son ignoradas o diagnosticadas erróneamente como dolor de espalda debido a distensión muscular o artritis.

El doctor Manuel Sosa, catedrático de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, ha subrayado la importancia del diagnóstico precoz, al considerar que este tipo de fracturas puede, incluso, provocar que la columna se colapse y conducir a una postura anormal que producirá pérdida de estatura o insuficiencia respiratoria. Además, ha precisado que, "este tipo de fracturas son, a menudo, asintomáticas y cuando aparece el dolor, a veces, suele atribuirse a otros motivos".

Mientras, el presidente de la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas (FHOEMO), el doctor Manuel Díaz Curiel, ha explicado que los datos de la osteoporosis que revelan que, en España, esta enfermedad afecta a 3,5 millones de personas, "ponen de manifiesto la necesidad de desarrollar nuevos canales de información que ayuden a los pacientes a comprender la enfermedad y la importancia de cumplir con el tratamiento para reducir el riesgo de fractura y mantener así su calidad de vida".
 

Gimnasia a partir de los 60 años [22-5-17]

 
Gimnasia a partir de los 60 años

Una vejez activa combate enfermedades como la osteoporosis y reduce el nivel de dependencia de los mayores

La madurez es tan buen momento para cuidar la forma física, como cualquier otro y tal vez mejor. Así lo aseguran los especialistas en medicina deportiva, quienes explican que un envejecimiento activo ayuda a mejorar el tono muscular y enfermedades como la osteoporosis o la insuficiencia cardiaca. No es necesario ‘dejarse la piel’ cada día en un gimnasio, sino que basta con pasear durante 30 minutos, subir y bajar las escaleras de casa o evitar tomar el autobús siempre que se pueda llegar caminando. Precisamente con el deseo de concienciar a los mayores de la importancia de hacer ejercicio, han comenzado a proliferar en los últimos meses los denominados ‘parques geriátricos’, espacios verdes ubicados en las ciudades y compuestos por columpios que ayudan a las personas mayores a mejorar la movilidad, aumentar la flexibilidad y tonificar la musculación. El objetivo es poner la práctica deportiva al alcance de todos, siempre y cuando se acuda antes al médico para que prescriba el tipo, la frecuencia y la intensidad adecuada del ejercicio.

Ventajas

El ejercicio regular es bueno para cualquier persona. Sus beneficios sobre la salud son patentes y, en el caso de los mayores, adquiere una importancia especial porque ayuda a mejorar el funcionamiento de prácticamente todos los sistemas y aparatos orgánicos. Además, reduce los niveles de colesterol, controla el peso corporal y ejerce un efecto positivo sobre el aparato cardiovascular. Reduce los niveles de colesterol, controla el peso corporal y ejerce un efecto positivo sobre el aparato cardiovascular

El deporte es, en definitiva, una manera efectiva de envejecer con calidad de vida.

Para el secretario de la Federación Española de Medicina del Deporte, Pedro Manonelles, además de los beneficios mencionados, “la actividad física puede reducir la tensión arterial, permite a las personas hacer actividades de mayor duración sin presentar fatiga y, a nivel respiratorio, mejora el funcionamiento de los pulmones”. Pero los beneficios continúan: “aumenta la función muscular, previene algunos problemas como caídas, inestabilidad o situaciones de falta de autonomía, mejora determinados tumores, como el cáncer de colon, y se ha demostrado que la actividad regular es capaz de ayudar a los tratamientos de fijación de calcio en los huesos de una forma muy notable”.

“Es muy sencillo, si un coche no se mueve, acaba estropeándose y si un cuerpo no se mueve, acaba muriéndose”, explica el secretario general de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), Javier Gómez Pavón. A su juicio, el deporte es necesario no sólo para mantener un buen estado de salud, sino que ayuda también a disociar los términos envejecimiento y dependencia porque la persona que practica deporte se siente más activa y “es capaz de vivir libre de dependencia hasta casi el final de su vida”.

Por su parte, Antonio Martínez, licenciado en ciencias de la actividad física y el deporte de la Escuela de Formación Apta Vital Sport, corrobora la necesidad de practicar ejercicio y constata que “últimamente el volumen de personas entre 65 y 85 años en centros deportivos está aumentando considerablemente porque en las consultas se empieza a recomendar acudir a estos centros”. Además, apunta que la actividad física es también un buen fármaco contra los problemas psicológicos, puesto que mejora la autoestima y disminuye la tendencia a la ansiedad. “A veces es más importante que el monitor hable y muestre su cariño a las personas mayores, que enseñar a realizar un simple ejercicio”, advierte.

Los ejercicios más recomendados

Cuando se quiere utilizar el ejercicio en el contexto de una enfermedad, según Pedro Manonelles, “la prescripción debe recaer siempre en el médico”, que puede ser un médico del deporte o bien un especialista como el cardiólogo, en el caso de pacientes cardíacos. “Si se realiza ejercicio en el gimnasio -continúa el doctor- pueden colaborar profesionales en la educación física, pero el trabajo en el gimnasio no es el más beneficioso o el más importante para los grupos de mayor edad (mayores de 65) sino que los ejercicios más recomendables para estas personas son los que pueden hacer ellos solos con el mantenimiento de una vida activa”. Por ello, recomienda:

  • Caminar siempre que se pueda.
  • Colaborar en las tareas de limpieza de la casa.
  • Colaborar en las labores de jardinería.
  • Acudir a pie a la compra.
  • Subir y bajar escaleras.
El ejercicio en la persona mayor debe adaptarse a sus propias características es decir, debe practicarse de acuerdo a las enfermedades y posibilidades de cada uno”, subraya Gómez Pavón. Según indica, el deporte más beneficioso para los mayores de 65 años es la gimnasia de mantenimiento, que facilita además el contacto social, así como caminar con amigos y superarse un poquito cada día, es decir caminar unos metros más hasta conseguir la distancia que el propio cuerpo aguante, sin fatigarle ni agotarle en exceso.

Desde la Federación Española de Medicina del Deporte, su secretario apuesta también por los programas de actividad física aeróbica de larga duración e insiste en que el patrón modelo es el caminar. “Eso es lo fundamental y se debe realizar siempre. A partir de ahí, se puede hacer carrera continua, bicicleta, natación… Estos son los ejercicios más adecuados para personas mayores, actividades que no tengan impacto sobre el aparato cardiovascular”, recalca.

Hay que tener cuidado, no obstante, con las posibles contraindicaciones de la actividad física, por lo que propone que los pacientes hipertensos no hagan ejercicios de fuerza, “como coger pesas de una carga considerable”, ni que una persona que tenga un peso excesivo corra muchos kilómetros, porque es evidente que en cada zancada va a soportar un gran peso en cada rodilla. En este sentido, Antonio Martínez recomienda analizar cada caso de manera individual y realizar un examen médico previo, aunque subraya que a pesar de las contraindicaciones que pueda presentar una persona mayor, se puede elaborar un programa específico adaptado para ella.

“Hay muchísimas contraindicaciones, por eso no se puede hablar de clases aplicadas a la tercera edad, sino de un programa bien estructurado y adaptado a los alumnos, quienes tras pasar un exhaustivo control médico, se someten a una batería de test para valorar su condición física y, según el resultado, se leS recomendará la práctica de unos ejercicios u otros”, agrega Martínez.

Un último aspecto a tener en cuenta es que el programa de ejercicios en gimnasio debe trabajarse, siempre que se pueda, en grupos de dos a tres personas. Además, debe cuidarse especialmente el calentamiento, ya que las sesiones duran entre 50 y 60 minutos, practicar estiramientos adaptados a la tercera edad, trabajar la movilidad articular y no esperar resultados la primera semana, puesto que es necesario acudir al gimnasio dos o tres veces por semana. Los resultados se empezarán a apreciar a partir de los tres meses.

Auge de los parques geriátricos

El aumento de la población madura es evidente. En la mayor parte del mundo, la esperanza de vida se ha incrementado de manera notable y se ha visto la necesidad de impulsar los servicios sociales dirigidos a grupo de personas. En este contexto, surge hace algo más de un año la creación de parques geriátricos, espacios verdes, como cualquier otro parque, en los que se habilitan una serie de columpios para las personas mayores. En realidad, esta práctica está copiada de China, donde abundan este tipo de artilugios similares a las máquinas de un gimnasio y que mejoran la movilidad, aumentan la flexibilidad y tonifican la musculación de los mayores.

El pasado verano, se instaló en la localidad madrileña de Leganés “el primer gimnasio al aire libre para mayores de España”, según fuentes de la Consejería de Presidencia de la Comunidad de Madrid. Aunque desde entonces también otras localidades como Portugalete, en Vizcaya, han imitado el modelo y ofertan esta alternativa para mayores de 60 años que, en muchos casos ataviados con chándal y zapatillas de deporte, acuden a este tipo de parques. “Cualquier actividad es buena, lo único importante es moverse y si además se practica en un contexto agradable, puede resultar más divertida”, confirma Pedro Manonelles.

Desde Ibercolmex, la empresa encargada de la distribución de estos originales columpios en España explican que los diferentes aparatos que se peden encontrar en estos parques sirven para:
  • Reforzar los músculos de los brazos.
  • Mejorar la movilidad de codo, hombro, rodilla y cadera.
  • Ejercitar la cintura y relajar los músculos de la cintura y la espalda.
  • Estirar los músculos de cintura y espalda.
  • Ejercitar los músculos del abdomen, la cintura y la espalda.
  • Mejorar la movilidad de las extremidades inferiores, la coordinación del cuerpo, el equilibrio y la capacidad aeróbica.
  • Realizar estiramientos de las piernas y disminuir la sobrecarga.
  • Masajear las manos, la espalda o las piernas para mejorar la circulación de la sangre.
“Tal vez lo más importante que hay que transmitir a la persona mayor es que debe utilizar todas las horas que pueda para realizar alguna actividad, del tipo que sea. Es importante que no sólo dedique unas horas a hacer actividad física o deportiva, sino que su forma de vida sea lo más activa posible: que suba escaleras, que se mueva por la casa, que haga excursiones, que acuda a estos parques. Lo mínimo que se recomienda es media hora al día y, si se puede hacer deporte durante más tiempo, mejor”, concluye Manonelles.


21/5/17

Vivir más [21-5-17]


Vivir más

Muchos son los problemas que deberá enfrentar la humanidad en el presente siglo, los que van desde la escasez de agua potable, hasta la solución de graves conflictos armados.

Pero existe uno muy particular que aunque dista mucho de ser fatal, no está debidamente contemplado en los planes futuros y exige de la sociedad una adecuada preparación: el fenómeno de vivir cada vez más años.

Actualmente habitan la Tierra alrededor de 600 millones de personas mayores de 60 años, y se espera que en cinco décadas esta cifra alcance los mil 900 millones, pero para el 2050 el mundo deberá superar el gran reto de contar con la presencia de más cantidad de individuos de la tercera edad que de menores de 15 años.

Y es que los grandes avances de la medicina están transformando nuestro modo de vivir.

Tradicionalmente se asoció la vejez con la enfermedad y una vida precaria. Sin embargo, las nuevas y numerosas investigaciones que se han llevado a cabo en los últimos años, han desmentido esta idea.

Hoy por hoy son muchos los científicos que consideran que el hombre podrá sobrepasar con creces la centuria de manera activa y en sus plenas facultades mentales.

La edad se empieza a ver no ya como un problema, sino como un conjunto de dolencias tratables. La senilidad ya no es una entidad aislada, sino una serie de males secundarios a una patología determinada.

Por ello, existen importantes y novedosos fármacos para tratar las enfermedades propias del envejecimiento, y una nueva era en la farmacopea está por llegar.

No obstante, es el descubrimiento de la base genética de la vida, el desarrollo de la biotecnología y la bioinformática, la gran revolución que facilitará que una gran mayoría de nosotros pueda celebrar su siglo de vida con alegría y rodeado de gran cantidad de amigos.

El conocimiento del genoma humano permitirá definir cada una de las funciones del organismo en su nivel fundamental. El aislamiento y caracterización de genes ayudará al entendimiento de la anatomía, fisiología y fisiopatología (estudio de los procesos orgánicos durante la enfermedad) del hombre.

Pero los expertos esperan ir más allá: Con el uso de los genes y sus productos reconstruir y restaurar el daño que la enfermedad, los traumas o la vejez, producen en nuestros cuerpos. Es lo que se conoce como medicina regenerativa y cuyos primeros pasos han comenzado a darse desde hace algunos años en múltiples patologías.

De esta forma, según criterios médicos, se podrán regenerar órganos, tejidos y células dañadas. Una inyección de células y la corrección de algunos genes nos mantendrá sanos y vivos por más tiempo.

Los últimos avances en el campo del cultivo de células madre y de la clonación servirán para crear tejidos óseos, cartílagos, u órganos que sustituyan a los que ya no sirvan.

En este sentido, científicos de la Universidad de Toronto (Canadá) se encuentran estudiando la posibilidad de crear un corazón humano en el laboratorio, y esperan tener algunos resultados en las dos próximas décadas.

Sin embargo, no podemos dejarlo todo a la medicina, a los genes, ni a los adelantos científicos. Nunca se deben abandonar las actitudes y los hábitos de prevención.

Hay que recordar que una buena parte de las enfermedades tienen un componente ambiental y otras muchas podrían haberse evitado en un 80 ó 90 por ciento con una actitud de prevención, como es el caso del cáncer de pulmón causado por el tabaco.

Además el hombre tiene al alcance de la mano información suficiente para evitar o modificar factores de riesgo, como el abuso del alcohol, el sedentarismo y una dieta desequilibrada, que aceleran el proceso de envejecimiento y favorecen el desarrollo de enfermedades.

Por otra parte, aunque algo avanzadas, las terapias antienvejecimiento no están a la vuelta de la esquina. Todavía queda bastante por investigar y un largo trecho que andar antes de encontrar la fuente de la juventud.